SEAT TGI, la alternativa ECO de la marca

La marca automovilística es pionera en el desarrollo y avance de tecnología GNC (Gas Natural Comprimido) del Grupo Volkswagen y ya cuenta con la catalogación ECO de la DGT con sus nuevos motores TGI.

Estos motores son la alternativa más ecológica y más económica que nos ofrecen. El híbrido TGI combina dos combustibles diferentes: el Gas Natural Comprimido (GNC) y la Gasolina.

Seat apuesta fuerte por este combustible alternativo y cuenta con una variada y gran oferta de vehículos:

  • Seat Ibiza: El pequeño urbano se mueve con un motor tricilíndrico 1.0 TSI de 90 CV, asociado a un cambio manual de cinco velocidades. Puede ofrecer una autonomía de hasta 400 km.
  • Seat León:Su potencia aumenta de 110 CV a 130 CV y puede recorrer hasta 500 kms con solo gas. Cuenta también con tres depósitos de gas natural. Dispone de un depósito de gasolina con una capacidad de nueve litros, que suma una autonomía de 150 Km.
  • Seat Arona: el modelo SUV es presentado como  el primero en todo el mundo equipado con un sistema de propulsión de gas natural comprimido. Para ello, incorpora un motor tricilíndrico 1.0 TGI de 90 CV asociado a una transmisión manual de seis velocidades. Esto le permite pasar de 0 a 100 km/h en 12,8 segundos y alcanzar una velocidad punta de 172 km/h. La autonomía total es de 400 kms.

La gama ofrece grandes ventajas como por ejemplo ahorrar hasta un 30% de combustible en comparación con un diésel, y hasta un 50% en comparación con un motor a gasolina. Además de contribuir con el medioambiente, reduciendo las emisiones de C02 hasta un 25%. Por ello también recibirás descuentos sobre el impuesto de circulación, peajes y aparcamientos. Y al usar dos combustibles, con un depósito de gas 100% fiable y hermético, podrás recorrer más kilómetros sin parar a repostar.

¡Pero no te asustes a la hora de repostar el depósito gas natural! No se necesita ni más tiempo ni más medidas de seguridad que cuando se hace para el tanque de gasolina, el proceso es exactamente el mismo. Y el cambio de gasolina a gas se hace de manera fácil y sencilla, solo se ha de pulsar un botón o cuando el coche nota que se está agotando la reserva de gas.